El 11 de diciembre de 2006 el ex Presidente Felipe Calderón lanzó al Ejército a las calles para dar inició a una guerra contra las drogas, medida que según las organizaciones civiles solo trajo como consecuencia el aumento del narcotráfico y la violencia.

Diez años despues el jefe de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados, Cesar Camacho Quiroz propuso la iniciativa de Ley de Seguridad Interior, que pretende permitirle al Ejército hacer labores de seguridad pública cuando el Presidente así lo decida. Dicha labor hasta ahora solo le corresponde a la policías federal, estatales y municipales.

Organizaciones de la sociedad civil y académicos rechazan la propuesta y alertan que busca la militarización del país, y señalan los malos resultados que se han obtenido tras la medida de sacar al Ejército a las calles.

“Se han dado a conocer una multiplicidad de estudios, en los últimos 10 años, en los cuales la militarización ha sido la política pública. La misma que conocemos, llevamos diez años viviéndola. Y toda la información que tenemos […] nos dicen que es preocupante lo que está ocurriendo”, alertó Alejandro Madrazo, profesor del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

A continuación las cifras presentadas por las organizaciones.

 

En contraparte el grupo parlamentario de MORENA señaló en la Comisión de Seguridad que la propuesta del PRI parte de una lógica equivocada y permite un estado de violación de derechos, y recomienda ir pensando en como gradualmente retirar al Ejército de las calles.

“No estamos haciendo caso de las cuentas que nos otorga esta actividad del Ejército en las calles. A tantos años lo que hemos visto es que se ha incrementado los índices de letalidad, los asesinatos y las violaciones de derechos humanos, ahí donde estuvo el ejército”, dijo el lesgislador de MORENA, Cuitláhuac García Jíménez.

 



 

Comments

comments