A un año de las elecciones presidenciales, MORENA ha logrado posicionarse como la primera fuerza a nivel nacional, superando al PAN por 5 puntos y al PRI por 11 puntos porcentuales, respectivamente. De igual forma Andrés Manuel López Obrador, el líder y principal figura del partido, se ha venido consolidando como puntero en la carrera por la silla presidencial. Así lo registra la más reciente encuesta nacional de Grupo Reforma.

A pesar de que el 80 por ciento de los mexicanos manifiestan que el PRI ya no debe seguir gobernando el país, el voto anti PRI se divide entre las distintas ofertas de oposición, principalmente Morena y el PAN. El frente propuesto por el PAN y el PRD no parece tener mucho impacto en este balance de preferencias.

En el estudio se midió el reconocimiento de nombre e imagen de 18 potenciales contendientes de los distintos partidos y por la ruta independiente. Únicamente 4 de ellos son conocidos por más de la mitad de la población y ninguno goza de una imagen en donde las opiniones positivas que tienen los encuestados superen a las negativas.

Al interior de los partidos, el Secretario de Gobernación permanece como la figura preferida para abanderar al PRI, tanto entre la población general como entre los simpatizantes del tricolor. Miguel Ángel Osorio Chong aventaja por una proporción de dos a uno a su más cercano competidor, Eruviel Ávila. El resto de los posibles candidatos son desconocidos y no gozan de apoyo.

En lo que respecta al PAN, la campaña nacional a gran escala que ha llevado a cabo la ex primera dama, Margarita Zavala, parece haberle rendido frutos entre los simpatizantes de este partido. Su apoyo para ser la candidata del albiazul ha crecido considerablemente y ha logrado abrir la brecha con respecto al segundo lugar, Ricardo Anaya. Rafael Moreno Valle se mantiene en sus mismos niveles de respaldo.

El Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, se coloca como puntero claro para representar al PRD, muy por encima del Gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles.

Los independientes con mayor presencia – Jaime Rodríguez “El Bronco” y Pedro Ferriz de Con – registran bajos niveles de apoyo entre la población apartidista, que sería considerada su base natural de respaldo. Actualmente no existe una figura independiente que logre sumar una masa crítica de seguidores.

Por su parte, la alianza PAN-PRD no logra superar la intención de voto por AMLO con ninguno de los contendientes examinados. De hecho, no genera dinámicas muy diferentes entre el electorado de las que se registran cuando variamos a los distintos potenciales abanderados del PRI o del PAN.

Es decir, la eventual alianza opositora PAN-PRD no goza de un respaldo mayoritario. Así, el liderazgo del político tabasqueño en este momento se encuentra consolidado y debemos estar expectantes de los movimientos que sucedan una vez que se nombren candidatos, o bien, que se formalice la alianza propuesta por Ricardo Anaya y Alejandra Barrales.

Sin contemplar al frente opositor, la selección de priistas más débiles que Osorio Chong – como Eruviel Ávila o Luis Videgaray – genera un crecimiento para los candidatos del PAN, una caída en la intención de voto por el abanderado del tricolor y la ventaja de López Obrador disminuye con respecto a Zavala.

Por el contario, cuando variamos a los posibles postulantes del PAN, la ventaja de López Obrador crece y tanto el PAN como el PRI tienden a empatar en un lejano segundo lugar.

Así, el PRI y el PAN enfrentan un dilema importante de cara a sus próximas asambleas y a la definición de los procesos para seleccionar a sus candidatos. El tricolor puede postular a Osorio Chong, quien ha sido puntero claro con respecto a sus correligionarios, pero que no logra crecer para alcanzar un segundo lugar competitivo; o puede optar por figuras menos conocidas ante la población con la apuesta de crecerlos casi desde cero.

Por su parte, el PAN enfrenta su propia disyuntiva: Zavala logró mejorar su apoyo entre simpatizantes del albiazul, pero no ha logrado acortar su distancia respecto a López Obrador y su narrativa de enfrentamiento con Anaya puede generar fracturas importantes hacia el interior de Acción Nacional. Tampoco debemos olvidar que este partido tiende a incorporar el voto de su militancia en la selección del candidato presidencial, que representa una pista totalmente distinta.

Esta no es la primera vez que López Obrador lidera las encuestas. Su reto, como siempre, es evitar el desgaste que tiende a sufrir su polémica figura.

¿Cómo se realizó esta encuesta?

Encuesta nacional en vivienda del 13 al 16 de julio a mil 200 mexicanos adultos. Diseño muestral: Bietápico, estratificado y por conglomerados. Error de estimación: +/- 3.3% al 95% de confianza. Tasa de rechazo: 26%.

Con información de Grupo Reforma

 



 

Comments

comments