Se le acabó la levadura al PAN

Analistas y dirigentes del PAN coinciden que la salida de Margarita Zavala acaba con las pocas posibilidades que tenía el frente electoral formado por ese partido, el PRD y Movimiento Ciudadano. Al dividirse el partido más fuerte que lo integra, la esposa del ex presidente se llevaría por lo menos 10 por ciento de las preferencias panistas.

No pudieron contenerla ni desanimarla en su empeño (o el de su esposo) de ser candidata presidencial bajo las siglas de su partido y tuvieron que forzarla al punto que prefirió abandonar al instituto político que llevó a su esposo a la presidencia.

No se trata de cualquier militante, ni siquiera de un grupo interno del PAN, la que decide abrirse: sino de la única figura que hace tres meses el periódico Reforma ponía a 5 o 3 puntos porcentuales por debajo de Andrés Manuel López Obrador.

¿Con qué datos saldrán ahora las encuestas?

La encuesta del Reforma de hace tres meses presumía que la esposa de Felipe Calderón era la única que podía “alcanzar” al dirigente de Morena; le daba a Zavala 27 por ciento de las preferencias y a Andrés Manuel el 30 por ciento.

Dicha encuesta fue publicada ampliamente el 23 de julio de este año y señalaba que Ricardo Anaya, postulado por el frente, alcanzaría escasamente 17 por ciento de las preferencias y en este escenario El Peje se iría más arriba con el 32

por ciento.

En otros escenarios, le iba un poco peor al frente: por ejemplo, al PAN-PRD con Mancera como candidato bajaba a 16 por ciento y AMLO crecía al 33. Sin embargo, en ningún escenario se planteaba la posibilidad de que Margarita y Anaya fueran divididos en una misma boleta. ¡¿Qué dirán ahora las encuestas del Reforma?!

Si el PAN se divide arrasa AMLO

Si la encuesta del Reforma tuviera cierta credibilidad, con Margarita al frente le iba mejor; ahora basados en esas mediciones la pregunta que inquieta a los pequeños partidos que acompañan al albiazul es qué pasará con el voto panista si se lo tienen ahora que pelear entre Anaya y Zavala.

Hagamos un ejercicio numérico simple. Si al 17 por ciento de Anaya (vs AMLO), Margarita le quita 7 por ciento como candidata independiente; la distancia entre AMLO y el frente sería prácticamente abismal. Andrés Manuel ganaría con 33 por ciento, seguido de Anaya con 10 por ciento como candidato del PAN-PRD y 7 por ciento de Margarita Zavala como independiente.

No miente Ricardo Anaya cuando dice que la salida de Margarita beneficiaría al PRI; pues este partido pasaría de un lejano tercer lugar a un cómodo segundo lugar con 17 por ciento.

Si la encuesta del Reforma se equivocara como en otras ocasiones y la ventaja de Andrés Manuel sobre el frente PAN-PRD-MC no fuera la que este medio reportó, sino mayor como otros análisis han apuntado, estaríamos ante un desastre electoral e histórico de un experimento entre un partido naranja casi por desaparecer, uno amarillo que es puro cascarón y un azul totalmente fragmentado.

Con información de “Impresiones de una Cámara”                                                                                                 La Jornada Veracruz | https://goo.gl/NT2uh4

 



 

Comments

comments